Niños de la Unidad Educativa Jacinto Convit, de la comunidad La Pastora, se acercaron a la Casa de la Juventud y Memoria Robert Serra para participar de la actividad muestra del Velorio de la Cruz de Mayo. Un grupo de 25 niños, con edades comprendidas entre los 3 hasta los 8 años, asistieron a la actividad acompañados de sus profesores.

De manera didáctica y pedagógica, los niños recibieron una charla sobre el origen y la tradición que trae consigo la Cruz de Mayo. Durante al menos 2 horas, los pequeños se divirtieron al cantar y rezar en el velorio; acompañados por el cultor Enrique Estanga, los niños recitaron hermosas décimas a la cruz.

La homenajeada del día fue una Cruz de gran tamaño donada por uno de los vecinos de la zona, la cual fue previamente vestida con telas para su decoración. En el altar, acompañando a la Cruz principal, estaban las pequeñas Cruces de Mayo que fueron decoradas por los niños pertenecientes a la comunidad en el Taller de Decoración de la Cruz de Mayo dictado en el mismo lugar.

Los niños ofrecieron a la Cruz, flores como cayenas y al momento de realizar sus peticiones, hubo varias corrientes en sus misivas. Algunos pidieron por la paz mundial, otros rogaron a la cruz concediera amor en los corazones de todos los ciudadanos del país, mientras otros pequeños pidieron a la cruz les concediera abundancia en chupetas, suspiros y de más delicias de su agrado.

Texto: Maria Teresa León. Fotos: Artes Gráficas FUNDARTE