Radamés Laerte, un obsesionado por la escritura

Caracas, 08 de marzo de 2017.- Un escritor de origen yaracuyano, quien desde su niñez hasta su adolescencia deseó ser un gran lector, tanto que enfocó su mirada en la meta, para así cumplirlo. Desde su primaria se hizo fanático de historias como: “Pulgarcito”, “Rapunzel”, “Viaje al centro de la tierra”, además de la revista infantil “Tricolor” y cada día se inspiró para llegar a cumplir sus sueños.

Radamés, quien practicó la docencia por más de veinte años, actualmente lleva una vida intensa como escritor, para él haber dejado de prestar servicio como docente ha sido un trampolín para enfocarse más hacía su obsesión por las escrituras.

Su vida como escritor emprendió al escribir líneas sin ambiciones y publicar artículos de opinión en algunos diarios y revistas regionales, pero todo esto no fue de la noche a la mañana, él vivió grandes procesos de motivación, estudió la vida de autores como: Ramos Sucre y Jorge Luis Borges, personajes que sirvieron de trampolín para conocerse asimismo; Radamés escribió cada trazo bajo la imitación de quienes para él concurrían como grandes iconos de la escritura; acción que generó una fase de autoformación y provecho.

Un homenaje, ese fue su primer empujón, el inspirarse en su afán de acercarse a los libros ilustrando la vida de  un muchacho de catorce años, quien descubrió que entre sus familiares vivió un gran escritor, su abuelo Rafael Zárraga. “Plasmar la vida de Zárraga, fue un escrito de evocación y aventura, obra que jamás imagine, llegaría a ser una novela, hoy conocida por Casa de pájaro”, indicó Radamés.

Pero su transcurrir no quedó allí, pues después de haber escrito su primera novela, se dedicó a darle vida y forma a una colección de cuentos, para así escribir “Campana de piedra”, obra que ganó el Premio Stefania Mosca en su séptima edición 2016, bajo la mención narrativa.

El disfrute,  placer y desasosiego, emociones acompañadas con horas de insomnio y exaltación, es el impulso que genera el vicio por lo que hace, “se subliman los deseos y eso es lo que motiva a todo artista, hacer de lo vivido y lo por vivir un pequeño universo que se va fundando con cada escritura. Y uno el escritor, es un pequeño habitante de ese mundo dinámico e imaginario”, exaltó.

El narrativo es en forma a lo que Radamés se dedica, pero él como cualquier persona, exterioriza estados anímicos que lo inspiran a escribir poesía. “No puedo evitar lo poético”, resaltó.

Entusiasmado tras haber ganado el concurso “Stefania Mosca”, el yaracuyano expresó que “es uno de los premios más prestigiosos dentro del ámbito literario en el país, incluyendo el “Salvador Garmendia”, “Ramón Palomares”, “Ipasme”, “Ramos Sucre”, entre otros”.

 Texto: Katherine Rodríguez 

 

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET