Willian Martínez, maestro autodidacta de la artesanía cupirense

Caracas, 30 de noviembre de 2017.- Es tarde. Se prepara para llevar al nido sus aves labradas cuando dentro del bolsillo de su pantalón suena un conocido joropo. Contesta el celular con un cálido saludo y recibe otro equivalente que además le solicita dictar pronto un curso sobre talla en madera. La voz que escucha le ofrece considerable remuneración por su sabiduría artesanal pero él se niega a aceptarla y añade: “Vamos a hacer una broma. Reúnan los ingredientes para un sancocho, puede ser de bagre o de hueso, y con eso compartimos”.

 * * *

Willian de 53 años de edad se define como un hombre sencillo y comunicativo. Relata que en su pueblo de Cúpira es un personaje popular por su labor como mentor en diversas áreas como la artesanía, la pintura, la enseñanza e incluso la barbería. “Algunos me dicen guacamayo o perico y otros, fígaro”. Gracias a la transparencia de su reflexiva mirada y  sonrisa franca, no es difícil creerle. También asegura que su talento es la secuela generacional de una familia dedicada al arte y el trabajo. “Soy autodidacta. Para mí eso es algo genético que traigo desde niño. (…) Nací en una casa de bahareque con fogón en el Municipio Pedro Gual del estado Miranda. La escuela de uno, es la hacienda, el conuco.”

Desde temprana edad Willian destacaba por unos intereses contrarios a la mayoría de niños. Transformar cualquier utensilio mundano en una obra recreativa. Su curiosidad le animaba a ver las cosas con una perspectiva singular: las cintas de tela y el algodón silvestre eran sinónimos de títeres y los retazos de caucho servían para confeccionar camas o banquitos. “A los quince años hice un cuadro de la Plaza Bolívar y la Iglesia de mi pueblo. Me detuve a pintar en la calle y una señora que pasaba me compró la obra. (…) Cuando venía un circo a Cúpira y no tenía dinero para entrar, me dedicaba a la artesanía y vendía mis piezas para pagar la entrada y comerme un raspado.”

Este artesano, quien tiene estrecho vínculo filial con los aborígenes autóctonos de su pueblo natal, cuenta que en su pueblo “había una tribu llamada Tomusa, que nunca se mezclaron ni se dejaron colonizar”. Quizás por ello es tan tajante al expresar el origen de su inspiración: “No copio a nadie, a mí no me gusta eso. En mi arte soy muy creativo. (…) En sí, la artesanía es una vitamina. Un ejercicio anti estresante porque uno se olvida de todo. Y hasta que uno no lo logra, no se

Este artista, quien muestra tener un generoso corazón, cuenta que siempre se ha inclinado hacia la enseñanza por medio de talleres donde funge como coordinador comunitario. Aunque él está dispuesto a ayudar a cualquiera, su labor se ha concentrado durante décadas en la U.E.N. Bartolomé Blandín, la misma institución donde cursó sus estudios primarios. “Dicto talleres a profesores, obreros, administradores, estudiantes, a todo el que tenga ganas de aprender. Los doy sin cobro alguno porque creo que, muchas veces, quien cobra no enseña nada, está pendiente de otra cosa.”  Aparte de instruir acerca de la elaboración de todo tipo de piezas, también hace hincapié en la recolección y adaptación de materiales de provecho que ya nadie usa. “Yo, por ejemplo, colecciono maderas que cumplen su ciclo vital o voy a los aserraderos donde tomo los retazos desechados. (…) También reciclo tijeras sin filo u hojas de segueta melladas.”

Willian José Martínez es un nombre escuchado con frecuencia en las ferias artesanales organizadas por Alcaldía de Caracas a través de la Fundación para la Cultura y las Artes. Ha sido merecedor de innumerables reconocimientos como el 3erlugar del Premio Artesaneando en 2016 y, recientemente del Premio Armando Reverón, con un cuadro titulado “Cacao y petróleo, antes y ahora”.

En la pintura de Martínez es común encontrarse con ocasos, bodegones y paisajes marinos. Mientras que en su talla son habituales las aves y flores naturales de la zona donde reside. Gallinas, tucanes, turpiales y loros, son acompañados por la efusión cromática del plumaje guacamayo. Por su parte, las calas son las reinas de un universo artístico poblado también por orquídeas y heliconias. Se caracteriza por realzar los detalles con esmero al imitar los colores y gestos reales. “Me inspiro en las aves porque cuando era niño paseaba con mi padre en el camino de una hacienda cacaotera y un lorito se cayó del nido frente a mí. Lo cuidé y usé como modelo para mis trabajos. (…) Antes, en las mañanas se veían bandadas de guacamayas, ahora se cuentan dos o tres. La deforestación causó la pérdida parcial de su hábitat.”

Willian asegura que sus referencias son Cristóbal Rojas y Manuel Cabré, maestros que le motivaron a crear. En el área artesanal, Willian se mira a sí mismo como un embajador de su pueblo. “Quiero que se sepan que en Cúpira, aparte de mi persona, hay talento. Les digo a mis compañeros que se salgan de la cueva, que no sean como los cachicamos, y demuestren su arte.”

Su preocupación no solo se extiende a otros colegas; repite también recomendaciones para el cuerpo docente con el cual se topa en los talleres escolares: “Me molesto un poco cuando doy clases y el profesor regular sale del aula. Son maestros integrales y pueden aprender de todo.” Finalmente, no olvida un consejo para los padres, madres, y representantes del futuro mirandino: “Les digo que apoyen a sus muchachos con cualidades. Si Dios quiere que sean artesanos, ese es su destino.”

* * *

A través de la menuda ventana, un menguado rayo solar penetraba la pared de bahareque. El chiquillo se tambaleaba un poco sobre la lata que había dispuesto para observar el paisaje. Pero, antes de llegar a la abertura, su universo onírico transmutó en un techo familiar. Tras despertar, Willian se dirigió hacia la sala con el semblante relajado a causa de su siesta vespertina. Entonces, ante los amplios ventanales de su vivienda actual, sonrió con frescura al ver dibujado en ellos el crepúsculo querido.

Texto: Daniel Mendez Chacón / Fotos: Jacobo Méndez

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET