Fondo Editorial Fundarte participa en dos promociones literarias

Caracas, 19 de noviembre de 2017.- Un agradable clima templado que invitaba a la proximidad social, rodeó el par de presentaciones bibliográficas dispuestas en la Sala Alberto Rodríguez Carucci durante la tarde del pasado viernes 17 de noviembre, en el marco de la Feria del Internacional del Libro de Venezuela, FILVEN 2017, con motivo de conmemorar la obra de dos grandes plumas venezolanas, divergentes en cronología y género, pero equivalentes en la relevancia de su legado.

 En el primer encuentro, dirigido por los filósofos y ensayistas, Manuel Azuaje y Juan Antonio Calzadilla, se enfatizó la restitución de un libro vital para la historia venezolana, Mensaje sin destino, escrito por el recordado abogado, escritor y diplomático Manuel Briceño Iragorry. En esta ocasión, el Fondo Editorial Fundarte y Monte Ávila Editores trabajaron en conjunto para hacer realidad la republicación de dicho texto, a través de la colección “El Dorado”.

 “Esta es una lectura de enriquecimiento histórico porque demuestra que en 1951, cuando este ensayo fue publicado por primera vez, ya había una crisis de pueblo (…) Es una oportunidad para analizarnos retrospectivamente”, afirmó Calzadilla en sus palabras de bienvenida. Por su parte, Azuaje agregó que “hay que reconstruir la historia de los pueblos latinoamericanos. Las conclusiones de Briceño Iragorry tienen un gran valor en su propuesta y diagnóstico. Nos hacen plantearnos cuan vigente es todavía la afirmación de una crisis popular y la búsqueda de nuestra genuina identidad”.

Según Calzadilla, este autor fue uno de los representantes del revisionismo histórico llevado a cabo durante el siglo XX y que aún permanece en vivo debate e investigación. Briceño Iragorry “demandó a sus colegas que nuestra memoria prácticamente se presenta desde la Independencia (…) Exige construir una historia anterior inclusive al proceso de conquista”, señaló, por su parte Azuaje, quien además funge actualmente como coordinador editorial de la casa Monte Ávila.

 La exposición giró hacia la contextualización de la época en que se realizó “Mensaje sin destino”, que contrasta con la restitución de la dignidad y resistencia indígena que hoy se han rescatado. Calzadilla indicó que “los orígenes de Briceño Iragorry son hispanos y el los asumió así. (…) Por eso, busca recuperar valores de resistencia que surgieron luego desde el propio ámbito colonial, donde aparecieron la mayoría de precursores del desenlace libertario acaecido en 1810”. Debido al proceso de mestizaje producido por el desarrollo de la colonización, entre otros factores culturales, es posible el carácter heterogéneo del venezolano contemporáneo. Briceño Iragorry indaga en la naturaleza del propio conquistador, que otros historiadores a veces descartan comprensiblemente, a causa de la traumática fase de dominación social tras la llegada de los españoles a nuestras playas.

 En la conclusión de la presentación, Juan Antonio Calzadilla recordó la importancia de esta búsqueda por nuestra identidad cultural, y aseguró que “un pueblo es tanto más rico cuanto mayor sea el cúmulo de hechos y virtudes pretéritas de los cuales pueda sentirse heredero”.

 Herencia narrativa de un gran cuentista deltano

El domingo 27 de agosto del año en curso, Humberto Mata, habilidoso experto literario, un ser humano de mirada transparente, decidió continuar su propia historia en paisajes superiores al mundo que conocemos. En este contexto, el ensayista y profesor Alberto Rodríguez Carucci, acompañado por la relatora, docente y guionista, Laura Antillano, inició la presentación del texto titulado Una colina de hojas que respira, compuesto de una selecta recopilación de los cuentos del recordado Humberto.

 “Humberto Mata vivió hasta los 68 años pero en la vida cultural se va a mantener siempre porque dejó una obra consistente, perdurable y modélica, especialmente en el campo del relato, donde llegó a ser un verdadero maestro”, afirmó Rodríguez Carucci desde la sala que lleva su nombre. “Él fue presidente de la Fundación Biblioteca Ayacucho por muchos años, editorial bandera de este país de cara al mundo, donde tuvo una labor inmensa y eficiente, para sostener ese proyecto con su habitual cuidado y precisión”, añadió en la enumeración de los logros del autor en cuestión.

 Ya dentro del tema estilístico usado por Mata, Antillano se refirió a “la particular relación de su escritura con tres elementos fundamentales: la música, la matemática, que es decir también filosofía, y su origen, relacionado con Delta Amacuro”. En cuanto al significado que subyace bajo los cuentos de este escritor, Antillano aseguró que “si uno lee entre líneas los cuentos de Humberto, el trasfondo tiene mucho que ver con su vida cotidiana y la cercanía con el río Orinoco, de lo que era para él ese elemento, tangible en la mayor parte de sus relatos”.

 “Este es un libro muy hermoso, lleno de detalles. (…) La selección de cuentos es muy particular porque estos tocan temas y visiones especiales y diferentes entre ellos mismos”, agregó Antillano en referencia a “Una colina de hojas que respira”, libro incluido en la colección “Ediciones Homenaje” del Fondo Editorial Fundarte.

Antes de cerrar el acto con el correspondiente bautizo, Rodríguez Carucci leyó “Cartoons”, uno de las narraciones del texto, y también las palabras extraídas en el prólogo del mismo, escrito por el poeta Gustavo Pereira: “Los relatos de Humberto Mata (…) significan, sobre todo, adentrarse en los cauces interiores del país mutante que somos, al mismo tiempo mágico y perturbador”.

Texto: Daniel Mendez Chacón / Fotos: Nathan Ramírez

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET